otras delicias

Los Ovos Moles de Aveiro van mucho más allá de lo que pueda imaginar. La tradición trae otras delicias imperdibles del pasado.

Mucho más por descubrir

Además de los Ovos Moles, los bombons, moliceiros, castanhas, barquinhos, broinhas, cornucópias, glorinhas, ninhos, delícias y los suspiros – cada uno de ellos una especialidad elaborada con Ovos Moles -, constituyen una deliciosa ruta gastronómica que le hará la boca agua antes de probarlos.

Tradición para saborear con placer

En la Confeitaria Peixinho tenemos más tentaciones basadas en el ancestral arte de la confección de dulces tradicionales portugueses: las finísimas raivas de Aveiro, que conquistan por su sabor y textura crujiente o los almendrados con el particular carácter sutil y delicioso de la almendra, perfectos para saborear en casa o en la Confeitaria Peixinho, acompañando una reconfortante taza de té o café, en buena compañía.

Deléitese en cualquier lugar

Independientemente de la ocasión, siempre encontrará un motivo para celebrar y no hay mejor excusa que esta para llevarse un trocito de la tradición de Aveiro, que siempre se confecciona con alma y maestría en la Confeitaria Peixinho.

Ovos Moles, Raivas o Almendrados son la expresión máxima de la repostería típica de Aveiro, a los cuales se les une el tradicional, ligero y esponjoso bizcocho Pão de ló. Para ir un paso más allá, hay otras deliciosas tentaciones que se elaboran con ovos moles: pastel con cobertura de chocolate, coco, almendra u ovos moles tostados, una tradición tan irresistible como el bolo encastrado o bolo salpicado.

épocas festivas

En la Confeitaria Peixinho, la repostería cobra todavía más importancia en las épocas festivas.

En navidad el Bolo-Rei (roscón de reyes) – con sus tonos dorados que simbolizan el oro, la fruta cristalizada que representa la mirra y el aroma que refleja el incienso – esconde el simbolismo de los tres regalos que los Reyes Magos regalaron al Niño Jesús. Pero no hay rey sin reina y en la Confeitaria Peixinho el Bolo-Rainha (roscón de reina) surge abundantemente coronado con deliciosos frutos secos, muestra de que la monarca merece igualmente un trono y una corona. Y para dar un toque glorioso al banquete, la popular Lampreia de Ovos, un juego de color cargado de simbolismo que culmina con una maravillosa combinación de sabores en la mesa familiar.

En Semana Santa, la repostería festiva también está llena de recuerdos y significado. El Folar, que llena el espacio con un aroma irresistible a canela e hinojo, representa un nuevo inicio y una nueva vida; es el regalo tradicional que hacen los padrinos a los ahijados, a quienes, de esta forma, desean prosperidad. El Ninho de Ovos, otro símbolo esencial de esta época, es un pastel que típicamente se regala a los amigos, con almendras de varios colores que simbolizan la alegría y la amistad. Estos son los símbolos de nuestros recuerdos que le esperan en la Confeitaria Peixinho en los días especiales, con un sabor igualmente especial.